viernes, 27 de mayo de 2011

Una de fútbol

_


En Vallecas se juega un fútbol afectivo. Debe de ser su fraseo obrero, la educación sentimental del Teresa Rivero, que no de Teresa Rivero. Al Rayo Vallecano no le faltan afectos, gruesos amores que recorren a la hinchada como la franja roja a su camiseta blanca -hermana del River Plate en colores y sentimiento-. El rayo está pintado con el plumaje de los que tienen que ser doblemente valientes. Subir de segunda-B a segunda. Y de segunda a primera con la sequía económica de los clubes pequeños y las largas cabezadas de una presidenta que tuvo la poca elegancia de dormirse en muchísimos partidos y de lavar en público los trapos de los bukaneros. El cuarto madrileño en la Liga. Treinta y cuatro años después del primer ascenso, esto promete. Yo me apuesto un alcorconazo bukanero contra el señorial merengue. Eso sería una de fútbol. Y de las buenas.

3 comentarios:

  1. Una vez más felicidades mejor resumido imposible
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ole hay jejeje y HALA MADRID por cierto Orgullo Benfiquista ya tiene facebook
    Saludos

    ResponderEliminar